Echa la red, que comienza la pesca de las ventas

Si un niño valenciano aprende a decir paella tan bien como papá, los de aquí aprendimos a decir espeto sin preguntar el por qué. Come y calla.

Atravesar con un instrumento puntiagudo pescado, espetar, y la forma de comer un espeto de sardinas sigue siendo lo mismo hoy que hace más de 50 años.

¿Sabes cómo surgió la subasta de pescaíto y cómo llegó una empresa a convertirse en un modelo de innovación en ventas con su producto?

Los tiempos han evolucionado, y hoy casi nadie haría caso al plan de ventas que ideó Eduardo.

Los expertos le hubiesen dicho, tienes que hacer un plan de marketing.

Más expertos, necesitas un estudio de mercado.

Y yo, debes tener presencia online.

Sobre el triunfo en ventas de uno de los negocios más conocidos de pescado y cómo llegó a convertirse en un modelo de innovación en su área, te hablé en la pasada newsletter.

De cómo aplica copywriting un banco, no precisamente de peces, en la web de un chef con mucho mar, también.

El dinero es el dinero y a ti te encontré en la calle.

gracias a una suscripción sobre newsletters de la que cada semana aprendo y aprendo, he descubierto una newsletter maravillosa. Tanto, que tiene miles de suscriptores. Y tanta gente no puede estar equivocada, o sí, que hay por ahí cada cosa…

No es copy, no son ventas, pero esta redactora creativa ha sabido crear un mundo especial dentro de su cuaderno de escritura.

Si quieres evadirte dentro de unas cartas quincenales, ella es tu mujer. Porque no todo son ventas, no todo son negocios, aunque sí es contenido de valor.

El mundo del interiorismo llama a la puerta y yo me he abrazado a ella como quién se agarra a una farola en una noche de borrachera.

Con cara de felicidad a la vez que de velocidad, por tener entre manos la perspectiva de este proyecto, comienzo a investigar y me reafirmo en las vueltas que da la vida.

Hace 30 años una segunda opción en mis estudios me quitó de un manotazo del mundo de la moda y me llevó hasta el de la decoración, que  aparte de vender jarrones y sofás me enseñó algo muy importante, mi primera escuela en el mundo de las ventas.

Y ahora vuelve a mí, los jarrones no, la decoración, cómo eres.

tanto, que después de querer hacer de todo un poco dentro del copywriting, todos los caminos me llevan a su mundo, la newsletter y a los ojillos de los clientes al ver como su caja suena de felicidad.

Y a mí me gustan las dos cosas. Que suene, que suene. 

Porque el email marketing es un sistema de captación de clientes como pocos, único en su especie. La especie que hace que tu futuro cliente te conozca, y que hace fidelizar como pocos. 

Sólo si comienzas a tener una y ves resultados te das cuenta del tiempo que has desperdiciado.

No es tarde, ponte ya. No te duermas en los laureles.Vamos.

Comienzo un proyecto que he perseguido durante tantos meses que casi me hace tener fe y poner velas a algún santo.

No es un milagro, es confianza, esto que parece un slogan podría servir para alguna página de ventas de seguros de coches o para ponerte en manos de alguien que te convence para hacerte un lifting de pestañas.

Pero esto ya te lo cuento la semana que viene, a ver si ésta es un aburrimiento y no va a pasar nada.

Los chiringuitos están a rebosar, los espetos chisporrotean entre barcas a modo de barbacoas y yo te dejo por aquí el botón de la suscripción a la newsletter mientras no miro el mar porque lo único que veo es el tendedero de los vecinos.

Storytelling y palabras que venden. Muchas palabras, mucho copywriting y ventas para tu proyecto.

P.D.: La redactora se llama Carmen Pacheco, y su newsletter, Flecha.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.