Copywriting en tu mesa, ventas para tu negocio.

Me preguntó si lo hago todos los días, yo le contesté que si.⁣⁣⁣
⁣⁣⁣
Escribo todos los días. ⁣⁣⁣
Aprendo a escribir, a escribir para vender, cada día.⁣⁣⁣
⁣⁣⁣
Lo hago como si fuese mujer de campo, y el campo no descansa ni un solo día.⁣
⁣⁣⁣
Sé que entre coger papas, manejar un tractor y estar cómodamente sentada en mi silla Kinkelflower escribiendo, no hay nada en común.⁣
⁣⁣⁣
Lo sé.⁣⁣⁣
⁣⁣⁣
Lo sé porque sin ser mujer de campo mi madre tuvo que ir al campo.⁣⁣⁣
Y lo sé porque sin ser hombre de campo mi padre fue al campo.⁣
⁣⁣⁣
Yo escribo cada día y pongo palabras para que las papas se vendan con las palabras adecuadas. Para contar la historia de esas aceitunas y que lleguen a la mesa con la mejores ganas.⁣

Degustar, saborear. El placer.⁣
⁣⁣⁣
Por eso escribo y aprendo todos los días.⁣⁣⁣
⁣⁣⁣
Lo que no hago todos los días es enviarte un correo.⁣
Eso, si tu quieres, lo hago para que te llegue entre sorbito y sorbito de café el domingo mientras te cuento la importancia de aplicar copywriting a tu proyecto.⁣

Y vendas tú.⁣⁣⁣
Y venda yo (aunque no sean aceitunas 😉)⁣
⁣⁣⁣
Si te interesa saber más sobre la importancia de los textos en tu proyecto online, dale al botón.⁣


⁣⁣⁣
𝘗.𝘋.: El copywriting se aplica a casi cualquier producto o servicio, incluido algo tan común como es una papa.⁣⁣⁣
⁣⁣⁣
Papas a lo pobre.⁣⁣⁣
Papas arrugadas con mojo picón.⁣⁣⁣
Papas con choco⁣
Patatas gratinadas⁣
Papas bravas…⁣ copywriting en tu mesa.
⁣⁣⁣
⁣⁣⁣
⁣⁣⁣
⁣⁣⁣

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.