La gran boda griega y palabras que te dejan como un Dios

Ese día apretaba el sol con ganas.

(Los nervios de lo que se avecinaba)

Los dioses andaban con poca ropa y las diosas pensaron, esta es la mía, toca enseñar carnes.

El Jardín de las Hespérides se puso tan bonito que parecía un tablero de decoración de terrazas con poderío en Pinterest.

Y es que ese día Tetis (madre de Brad Pitt) y Peleo, rey de los Mirmidones, se casaban, y todos los dioses estaban invitados.

(En plan Lolita antes del ¡si me queréis, irse! de la gran Lola).

Pero como Disney nunca tuvo la exclusiva de las hadas no invitadas vengativas, y siempre hay un garbanzo negro en la familia, los mandamases de los dioses decidieron que en esta boda de lujerío total no iba a ser bienvenida Eris, diosa de la discordia.

Ella, ni corta ni perezosa, se puso en plan madrastra de Blancanieves y se plantó con toda su cara morena en plena boda.

(¡A ella!)

Justo en plena celebración, Eris lanzó entre los dioses una manzana de oro con la inscripción, “Para la más hermosa”.

Y en ese momento la boda pasó de ser el jardín del Edén a un rosario de la aurora.

Juno, Minerva y Venus dijeron, míaaaaaaa.

(madre mia, las tres fieras).

Y comenzó el juego de la patata caliente.

Júpiter, el dios más romano que ninguno, de la justicia, del cielo luminoso y de crear mucha tormenta, la recogió en plan Gasol que se la dio a Mercurio, que entre sus multitareas se encontraba ser algo así como el MRW de dioses.

Mercurio se la dio al guapito príncipe troyano, Paris, para que decidiese como juez mortal cuál de ellas tres era la más hermosa.

¿Juno? diosa del matrimonio y la maternidad.

¿Minerva? la sabia protectora de Roma.

¿o Venus? que si hay que dar amor y placer, que sea de rojo.

Paris, que todo hay que decirlo siempre estuvo un poco empanao, no sabía a quién entregarla porque las tres le parecían perfectas para un baile viral de TIkTok, así que las diosas decidieron que ellas se encargarían de conseguir el ansiado premio.

Juno le dijo a Paris que si se la daba a ella, le iba a dar poder y riqueza a espuertas.

Minerva, le prometió que sería vencedor de cualquier guerra.

Pero aquí llega Venus y le ofrece algo que jamás podría rechazar, y dio de lleno.

Ella le daría a la mujer, toda mortal ella, más hermosa.

¿Ya sabes el final, verdad?

Pues sí, la manzana se la llevó Venus.

Paris a Helena.

(Que pasó desde ese momento a quedarse sin apellido y convertirse en de).

Y todos una guerra, la de Troya, por culpa de la pobre manzana que tenía los puntos puestos desde el principio de los tiempos.

El juicio de Paris es obra de Rubens, el poeta romano Ovidio lo cuenta en su obra Heroidas. Y digo yo que alguien que escribió Arte de amar tuvo que ser muy apañao y no se llevaría las manos a la cabeza si me atrevo a contarlo de esta manera.

Sé de escasa mitología (a la griega) y por afición, y esta vez la utilizo para decirte que el uso de las palabras pueden dar distintos resultados a la historia que quieres contar.

Rubens y Ovi me han descrito a sus potenciales clientes y yo le he puesto las palabras a su producto.


El otro día escuché decir al traductor y presentador, Xosé Castro, que hay que conocer lo suficiente las palabras para así poder describir las emociones que sientes.

Madre mía, me gustó tanto lo que dijo y como lo expresó que voy a dejarte aquí la pedazo de entrevista que le hizo Marina Febles, ¡qué a ti no te falte de nada aquí!

Y yo te digo que si cuando te leen se siente esa emoción de querer seguir, de llegar hasta el final y de querer saber más, es que hay algo que estas haciendo bien.

Si no es así, pero tienes interés o te apetece, siempre te puedes suscribir al email, dónde te cuento cada semana más sobre storytelling y ventas.

P.D. 1.: Esto no es una idea mía. En Twitter no solo cortan cabezas y se despellejan vivos en cuanto te descuidas, también existen cuentas como Cuéntame un cuadro o Niké de Samotracia, a quién le he “robado” el cuadro.

P.D. 2.: Sí, ya sabes, son la terminología a los dioses griegos.

P.D. 3.: Hasta el momento, no hay nadie como Brad Pitt cuarentón haciendo de Aquiles como si tuviese 25.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s