¿Para qué sirve una página de ventas? Nivel principiante: no sé ni dónde esta

He cometido un error grandioso, y no me había dado cuenta hasta que ella me lo ha comentado.

La culpable de esta publicación (hola, Tania, cuando te digo, corta, tú corta, tampoco hace falta que lo sigas al pie de la letra…) me dice que cada vez que recibe uno de mis emails (suscripción en grado: familia-amistad) o lee por redes sociales, hay algo que no llega a comprender.

Y es que lee que escribo sobre ventas (bien), sobre proyectos (divino), de la importancia de los textos para un negocio y tener una página de ventas.

Hasta aquí hemos llegado.

Su negocio, por ahora solo físico (una peluquería) después de todo lo pasado, no le va mal, pero se siente un poco confusa.

Porque cada vez que digo lo importante que es tener una página de ventas para vender más y mejor se le queda la mano dormida en el botón del secador.

Y es que ¿en qué lugar, dónde y cómo he explicado yo qué es una página de ventas nivel no tengo ni puñetera idea?

Ella no lo sabe, tampoco tiene por qué saberlo.

Ella ya conoce su producto, el que vende.

Ella oye campanas pero no sabe dónde está la iglesia.

Soy yo la que tiene que explicar lo que es una página de ventas y lo que ésta significa para un negocio.

Y a mí se me queda la cara de mucho texto, mucha pánfila, eh, eh.

Y aunque no todos los clientes tienen la razón, ella la tiene y con más razón que una santa, así que te voy a explicar a ti, que no tienes nada que ver con el mundo digital (o si) igual que lo hacen las caligrafías Rubio que le compro a mi madre, nivel 0:

✨ Qué es una página de ventas.

✨ Para qué sirve.

✨ En qué lugar de tu web se encuentra.

✨ Por qué la mayoría de los negocios la necesitan.

✨ Por qué es tan necesaria para vender.

✨ Por qué el copywriting es fundamental.

Y además de todo esto, y por más puntos que saldrán por el camino, también te cuento por qué una página de ventas es el el gancho más eficaz para conectar con tu público, que tu web tenga más visitas y por lo tanto más posibilidad de conseguir ventas.

El principio y sus ejemplos

No es la primera vez que hablo ni escribo sobre una página de ventas, pero es que su comentario me ha devuelto al pasado, a sentirme como si estuviese perdiéndome algo que necesito pero no sé ni por dónde empezar.

Me he puesto en su piel y me he sentido tan identificada que aquí estoy, manos a la obra.

Cuando aterricé en el mundo del copywriting no solo no tenía muy claro en qué consistía el trabajo de un copy, es que en mi vida había escuchado las palabras: página de ventas.

Y además tardé semanas en ver las cosas con claridad.

No sabía lo que era, para qué servía, en qué servicios o productos se utilizaba, y por no saber, ni siquiera sabía en qué lugar de la web estaba.

Ahora, pasado el tiempo he cometido el error más garrafal, dar por hecho que todo el mundo que tiene un negocio sabe, no solo lo que es el copywriting sino de la importancia de tener una página donde muestras tu servicio o producto que sirve para eso, para vender.

¿Qué es una página de ventas?

Una página de ventas es un apartado dentro de tu página web donde presentas un servicio o producto.

Puedes tener varios servicios, que posiblemente necesiten cada uno de ellos una páginas de ventas (dependiendo del producto).

Sin prisas, poco a poco.

En este apartado muestras el producto, presentas los beneficios que aporta  y las soluciones que ofreces con él a tu potencial cliente.

Ese potencial cliente que ha llegado hasta tu web busca una solución a su problema, le gusta lo que lee en tu página web y busca si es posible que resuelvas algo que necesita.

Venga, que nos vamos de ejemplos.

Do you es una página especializada en yoga.

Al entrar en su web, dentro de la página Inicio, ves que ofrece un servicio especial, el “Desafío en 66 días” Do you yoga  

Xtensal Pilates es una empresa de formación con una propuesta de valor (como el título de la página) en la que unen cuerpo y mente a través del ejercicio.

Ofrecen formación a profesionales del deporte y diferentes tipos de clases.

Cada una de esas formaciones tiene su propia página de ventas, como es el caso del curso sobre Pilates y fibromialgia

Estas dos webs tienen un producto que ofrecer y un público objetivo, pero dentro de ese producto que ofrecen realizan distintos servicios.

En el caso de Xtensal lo divide en varias páginas de ventas, porque ofrece distintos servicios.

Como ves el diseño y el texto se quieren mucho, muchísimo.

Al realizar una página de ventas no debes olvidar el diseño acorde al resto de tu web, que muestre tu estilo, personalidad y como te quieres mostrar.


Mira la mía, sosa, sosaina, pero en este momento es así. Mi servicio es de copywriter, busco algo sencillo, con muy poca foto y mucho texto con mucha caña en storytelling.

Y ahora compárala con el diseño y estructura de la página de ventas (apartado Servicios) de la formadora Marta Loperana 

Combina colores de la misma gama cromática, con un texto enfocado al servicio que ofrece, al cliente al que va dirigido, y jugando con palabras muy relacionadas con la personalidad de Marta, una chef de cocina que se siente bien rodeada de colores, naturaleza y el mar.

Si tu cliente busca una web sobre maquillaje y tú ofreces clases, en la página de ventas debe estar tu servicio para que te contrate, y aquí quiero ver color y fotos.


Momento seriedad, porque junto a las webs de moda (ahora llegamos a ellas) la de servicios legales son las más necesitadas de una señora página de ventas.

El asesoramiento sobre servicios legales necesita cercanía, un lenguaje claro y sobre todo tranquilidad en la resolución de mi problema.

¿Y si soy valiente y quiero ir más allá?

Y si soy tan valiente que quiero casarme.

Y si lo soy tanto que además quiero crear mi propia web para el día de mi boda.

ZankYou es una web dedicada al mundo de las bodas, y uno de los servicios que ofrece es que crees tu propia web para ese día.

Y sí, la gran olvidada del mundo de las páginas de ventas. 

Talleres de costura, clases de patronaje, corte y confección, moda sostenible (cómo ponerse un dedal) la moda no solo es la gran olvidada de las páginas de ventas, lo es del mundo digital en general.

Como has podido comprobar no todas las páginas de ventas son iguales, el resultado depende de los textos y el diseño.

Y en estos ejemplos seguro que has notado la diferencia entre la forma de unos y otros.

Elaborar una página de ventas

Ahora que ya tienes más claro que es una página de ventas y para qué sirve (le he puesto velas a todos los santos) hablemos de lo que importa.

Porque de nada sirve un arco iris de colores y cielos estrellados sin contenido del bueno.

Siempre ha habido competencia, pero ahora mismo el mundo se encuentra como leones en la selva online, y el texto es lo que te llega como una de las palabras favoritas en el mundo de las ventas: un buen contenido.

Tu cliente objetivo te encuentra, le gusta lo que ve y de ahí va a la página de ventas. 

Tiene hambre de saber más.

Lo primero que va a ver es tu propuesta de valor, llámalo como tú quieras pero que es un gancho lo es.

Así, a bote pronto

Si llamas la atención con el título (propuesta de valor) es más que probable que ese futuro cliente se interese, tenga curiosidad, quiera seguir leyendo y comprobar si es verdad que le puedes solucionar lo que le quita el sueño, lo que lo tiene en un sinvivir, en un quiero y no puedo.

Continúa describiendo tu servicio y el principal objetivo: el beneficio que va a conseguir al adquirir tu producto.

Beneficios, siempre beneficios, ya llegará más adelante el turno de las características.

Identificate con tu cliente, ponte en su piel, sus zapatos. Métete en su cabeza, muestrale que nadie mejor que tú lo entiende, hazlo con empatía y utilizando una de las armas más poderosas: Ohhh, gran storytelling.

Nada atrapa más que el poder de una historia, pero cuidado, las historias no son siempre storytelling.

El storytelling no es una buena batallita, es el sistema de narración que te lleva a una acción, que es lo que tú quieres conseguir al hacer una página de ventas.

Todo lo que tu potencial cliente quiere, lo que ha hecho que llegue hasta tu página de ventas, es confirmar si es verdad que le vas a dar lo que está buscando.

Es el turno de contar de forma clara cómo vas darle lo que necesita.

Una de las características de una página de ventas es que muestras que sabes de lo que hablas, que eres profesional del servicio que ofreces y eso además afianzar tu marca, ofrece a tu futuro cliente algo que no es ninguna tontería: Confianza.

1. Describe el producto que quieres vender.

2. Sus beneficios.

3. Habla el idioma de tu cliente objetivo.

4. No utilices palabras que no sean comprensibles para esa persona (si busco un dentista que me deje los dientes derechos, no me hables del nombre técnico del aparato inquisidor).

5. Muestra las ventajas que va a tener al adquirir tu producto.

6. Utiliza el tono adecuado de tu marca.

Sus opiniones importan

Ya llevas tiempo con tu negocio así que seguro tienes clientes satisfechos deseando comentar lo contentos que están con tu servicio.

Los testimonios forman parte de la consolidación de tu marca, así que si tienes no te olvides de ponerlos.

Ahorra tiempo y llama a la acción

Nadie mejor que tú sabe las dudas de tus clientes, así que es mejor crear un apartado con las preguntas frecuentes y resuelve.

Además este apartado es el tiempo es oro de tu negocio porque si contestas todas las preguntas el camino a la venta es más fácil y sin tropiezos.

Da respuestas a todas las posibles dudas.

Para terminar con la llamada a la acción, ese botón tan bonito y llamativo que hará que nadie se pueda resistir a comprar.

Esta llamada a la acción no solo te la encuentras al final de la página de ventas. No te voy a decir ni dos ni cinco, depende de varios factores como la extensión de la página, textos y necesidad.

Hoy quiero confesar

Mi primera página de ventas fue:

Un desconsuelo.

Un despropósito.

Un no saber.

La realicé durante las primeras semanas de mi formación y sinceramente, pase el tiempo que pase siempre pienso lo mismo.

¿Cómo es posible olvidar “eso”?

“Eso” es una de los apartados más importantes de tu web y una de las páginas que generan más conversión.

Porque con ella generas deseo, persuades y el cerebro comienza a animarse, ya sabes, como esos dibujos animados con los ojos en forma de billetes.

En la página de ventas presentas tu producto en sociedad, por lo tanto tiene que estar con la ropa de domingo.

El cerebro hace que al leer ejercites una de las partes esenciales al tomar una decisión de compra.

Porque el cerebro es el órgano más mandón, el que se fija en la última noticia, el que genera interés y atención al sentir la emoción de la compra.

Y esto no solo ocurre si el producto que tienes delante es una novedad que segrega dopamina como fuegos artificiales valencianos.

También ocurre con un producto que ya conoces y que genera el suficiente interés para querer buscarlo y comprarlo.

Claro que todo depende de la forma que lo encuentre… y lo lea.


Una vez me pidieron una publicación de 5.000 palabras, creo que solo llegaron leyendo hasta el final quien me la pidió, y mi madre (que ese día se enteró para que servía la ruedecilla del ratón para ir más rápido).

Esta vez han sido menos y espero que te sirvan para ver con un poquitillo de más claridad para qué sirve una página de ventas.

Si te interesa el mundo de las ventas y como las palabras venden, cada domingo te envío un email que hacen historia… vaya, que se aplica storytelling… no sigo, vas a tener que decidirlo tú.

P.D.: Esto es la que pasa cuando entras a la peluquería con pelo Pantoja y sales como el príncipe de Beckelar.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s