Servicios

He leído que soy de una generación con nombre muy elástico: la generación Boomer.

Pertenezco a la primera generación (en España) que nació con la televisión, el Baby Boom. 12.200.00 personas, explosión demográfica viendo tan solo una televisión con dos canales en blanco y negro.

Pocos fuimos.

Pertenecer a esa generación y vivir los ochenta fue fantástico (excepto para la moda).

Por ejemplo descubrir uno de tantos inventos de aquellos años: la unión de la música y un bolígrafo (Bic) o un lápiz.

Los boomers conocimos una de las mejores armas de un bolígrafo, además de para escribir “las chuletas” de los exámenes con letra tan pequeña que luego no había forma de descifrar.

Le dimos una segunda, o cuarta vida.

Averiguamos que pasar la cinta de los casetes cuándo se enrollaba era uno de los mejores inventos de la humanidad musical de aquellos tiempos.

Tal cual. ¿Cómo se te ha quedado el cuerpo?

¿Cómo?, ¿no sabes lo que es un casete? disimula y pregúntale a tu hermano mayor (o tu padre).

Durante esa época nos dimos cuenta que algo tan diferente a la música como es un bolígrafo ayudaba a escuchar tu canción favorita en bucle.

Curioso que con las palabras ocurra lo mismo.

Cometemos el error de no darle la importancia que tienen en distintos aspectos, demostrar todas sus posibilidades, y lo peor, olvidamos los beneficios que aportan.

Sin importar a la generación que pertenezcas seguro que sabes que:

✼ Los textos son la herramienta para mejorar tu negocio, sin embargo no consigues aclarar cómo te pueden ayudar.

✼ Tienes claro la importancia que ofrece tu servicio, aunque no sabes describirlo con palabras.

✼ Comprendes el valor que contiene el diseño de tu web, pero te surgen mil dudas a la hora de elaborar sus textos.

¿Piensas dejar los textos de tu proyecto de ventas en la época del casete? (hemos quedado en que ibas a fingir que sabes lo que es un casete).

¿Cómo ayuda el copywriting a tu negocio?

Estamos rodeados de copywriting, mires dónde mires y dónde menos te los esperes, te lo encuentras. La mayoría de las veces sin saberlo, y si es así es porque los textos, en cualquier tipo de negocio, se crean para conseguir clientes y vender sin que apenas parpadees…

Bueno, todo tiene un proceso, un camino que hay que seguir hasta que ese parpadeo no se convierta en un tic nervioso que, en algún determinado momento, no te sirva ni para ligar.

Por este motivo utilizar los textos adecuados son una de las partes necesarias en un proyecto.

Y aquí entra en acción el copywriting, la redacción de escritura que llama la atención, te hace tener ganas de continuar leyendo y que te lleva a una acción.

¿Algunos casos dónde encuentras copywriting?

✔ En el texto del anuncio que ves por televisión: entre 20 y 60 segundos, el tiempo de duración que tiene una publicidad y que te hace decidir por comprar esa cafetera.

El anuncio que no dejas de ver en Facebook, Instagram, (cuándo destapas la tapa de la cacerola de los macarrones) para que te apuntes al webinar de un curso.

✔ En el guion de ese webinar: el mismo en el que todo el mundo escribía comentarios a la vez y que, a pesar de las distracciones, estás pensando en inscribirte.

✔ Los textos en redes sociales: porque han pasado de ser solo una foto para ir más allá. Te interesa leer lo que transmite y cuenta esa foto.

✔ El texto que lees cuando das con la dichosa página de error 404 o esas bonitas cookies que aceptas a cada minuto.

Seguro que ya tienes el cuerpo a punto de copywriting.

¿Por qué el copywriting vende?

Porque el copywriter no es un escritor (si no quiere) es un vendedor que pone las palabras necesarias para que tu producto se venda.

¿Es garantía de venta? no, tampoco lo es que te vayan a gustar las tortillitas de camarones que prepara el chef Ángel León, pero tienen muchas más posibilidades que las mías… te lo aseguro.

✔ La calidad de los textos es lo que va a hacer que te pares en esa web más que en otra.

✔ Al aplicar copywriting los textos se optimizan, son fáciles en su comprensión de lectura, y son los que consiguen que quieras leer desde las opiniones de otros consumidores hasta el texto de las cookies.

✔ Con el copywriting los textos atraen, tu cliente se siente identificado y consigues que se realice una acción.

Y esa acción siempre esta relacionada con la venta, porque siento ser la mala del cuento, pero ser princesa es más aburrido y no paga el alquiler cada mes.

¿Qué puede hacer un copywriter por ti?

Web

Una copywriter escribe los textos de tu web, desde la página de inicio hasta la de contacto, esa que con tanto mimo se ha currado el diseñador.

El copywriter y el diseñador están unidos, amor mutuo para que tu web obtenga su objetivo: vender

Página de ventas

La más olvidada, y la que vende. Tu producto se muestra esta página.

Con textos que transmitan interés de forma clara y coherente.

El objetivo es llegar a nuevos clientes y fidelizar los que tienes.

“Sobre mí”

La página preferida por ti para ¡huir! Una de las partes más bonitas de una web, la que siempre dejas hasta el final y a la vez una de las importantes.

El sí definitivo de una venta se hace realidad cuando generas confianza.

Tu proyecto mejora con palabras

Y para eso el copywriter antes de escribir: Escucha e investiga.

A ti, tus objetivos profesionales, obstáculos y todo lo que tengas que decir sobre tu negocio.

Al comenzar con tu proyecto el copywriter estudia a tu sector, tu competencia, tus potenciales clientes, sus gustos, franja de edades, aficiones, profesiones, y lo que les frena para la compra.

Sin toda esta investigación, no existirá un sistema de textos coherentes y enfocados a unos objetivos que consiga beneficios.

¿Qué hace el copywriting por tu tienda online?

Hoy siempre es el mejor momento para darle el impulso que necesita tu comercio electrónico.

No permitas que la revolución digital que vivimos te pase por alto, no dejes atrás el presente y futuro de tus ventas online.

Los textos te dan la posibilidad de crear la diferencia. De hacer que tu producto tenga las cualidades que tu cliente busca a través de palabras que generen interés y una acción a la compra.

¿Dónde?

  • En una propuesta de valor que capte la atención.
  • En la descripción de las fichas de productos.
  • En los artículos que quieres convertir en estrellas de venta.
  • Con campañas de email marketing.
  • En la redacción de contenidos de newsletters.

Todo proyecto tiene una historia

” El ser humano es un narrador nato y, como tal, encuentra una gran satisfacción en contar relatos acerca de los orígenes de las cosas.

Nos desenvolvemos con cierta soltura cuando se trata de narrar el origen de un objeto o de una relación; de hecho, las historias de amor y la amistad son dos de los grandes temas de los relatos de origen” (El extraño orden de las cosas: La vida, los sentimientos y la creación de culturas) Antonio Damasio.

Nadie se resiste al poder que tiene una historia.

A través de narraciones hemos aprendido que no afecta al medio, lo interesante e importante es informar, entretener y captar atención.

Igual que en el guion de una película, entre el principio, y lo que transcurre mientras tanto, hay una trama, y aunque no todo el mundo tiene una vida de película (dependiendo de la película casi se agradece) sí que existe una historia que contar.

¿Qué es aburrida? no lo creo, las palabras hacen que algo que tu no crees interesante, te ponga los ojos al estilo detective y quieras saber más.

A través del storytelling transmites tus ideas, muestras tu proyecto y lo haces creando palabras en las que tu cliente se sienta identificado con el escenario desde dónde lo cuentas.

Y tanto es lo que transmites, que quiere convertirse en personaje, ser el protagonista principal.

Da igual si impartes clases de yoga, tienes un hotel rural o vendes utensilios de cocina, los textos son el vínculo entre tu producto y tu cliente.

Y lo son porque tu cliente se siente identificado con lo que lee, y porque la utilización de las palabras, las adecuadas a cada servicio, se realizan para que conecten con quién te busca, y aquí el guionista es el copywriter y tu potencial cliente, el protagonista principal.


¿Te quieres suscribir conmigo?

Si unimos copywriting y storytelling creamos una vínculo bonito dónde los haya.

Por este motivo, porque los textos para vender y las historias tienen una convivencia feliz y fructífera, te propongo enviarte un email dominguero hablando de esta próspera unión.

Cada vez que recibas uno vas a leer los beneficios que te aporta el copywriting para tu negocio y como mejora tu producto a través de storytelling.

Sabrás la forma de aplicar el copywriting con los textos adecuados a tu servicio.

Comprenderás por qué el copywriting es capaz de adaptarse a cualquier tipo de negocio.

Entenderás como con la escritura idónea y adaptada crearás esa conexión tan necesaria con tu cliente.

Y al finalizar cada uno de los emails, encontrarás un enlace de los servicios que te ofrece esta copywriter.

Si después de suscribirte no te gusta lo que te cuento en los emails; te aburro como la película del domingo después de comer, o te cansas de mí; me pides la separación, quedamos como amigos y nos vemos en los bares (si nos dejan).

¿Soy la copy de tu proyecto?

Solo lo sabremos cuándo nos conozcamos. Por videollamada y en el mejor momento para hablar sobre tus ideas y ventas.

Y si vives bajo el sol malagueño, hablamos sobre textos que venden mejor delante de una nube, un mitad… o un sombra.



Foto de Fondo creado por freepik – www.freepik.es