Palabras que llevan a la venta

Hace unos días, con la mochila de domingo puesta, nos fuimos de ruta.

no llega a los 500 habitantes y tiene como protagonista a una familia entera y a él en particular por ser uno de los personajes que más brilla en el firmamento de de las conquistas guerreras.

Con tanta historia sobre tíos, padres, hermanas que no son hermanas y tumbas, durante la explicación de una de las guías hubo un momento en que el grupo se dispersó en sus pensamientos.

Que si el facebook, la foto delante del escudo, el mensaje del whatsApp de la amiga que no ha podido venir, el “hazme una foto aquí”, “que gorda me has sacado, hazme otra”…hicieron que la guía casi se quedara sola hablando.

Tan solo fueron unos segundos, un momento apenas perceptible ya que tan solo tuvo que pronunciar una palabra para volver a ser el centro de atención.

Desde el momento que la pronunció todo el grupo se quedó en absoluto silencio, dejó lo que estaba haciendo y la guía volvió a ser el centro de atención en el momento el que dijo,

«… y es que, según cuentan, existe una historia…»

Silencio en el campo, silencio en las calles, chicharras sin cantar entre las blancas calles de un pueblo desierto a las 12 de la mañana bajo el fuerte sol de la Axarquía malagueña, después de escuchar la palabra, historia.⁣⁣⁣

⁣⁣⁣Pura magia para la atención.

te conté el poder que tienen las historias y por qué debes utilizarlas en tu proyecto.

Coherencia, por favor. 

El storytelling es un sistema necesario en un proyecto de cualquier tipo de negocio, pero eso no significa ir contando las batallitas que tuvo que hacer el inteligente tío de Bernardo, José de Gálvez para meterse en el bolsillo al rey Carlos III.

sobre los puntos que debes prestar especial atención para que tu potencial cliente no se entretenga con nada más que el interés del producto que vendes.

Que nada de lo distraiga de la atención, de querer saber más, de hacerle sentir en cada una de las palabras lo que estás vendiendo.

De llegar a las emociones a través del storytelling.

un anuncio. Uno que escribió el publicista David Abbot y en el que a través de storytelling consiguió vender mucho, pero que mucho whisky.

dime si has pasado por aquí,

  1. Has compartido piso
  2. Piensas que no hay nada mejor que la amistad
  3. Quieres pasarte a la vida sana
  4. Necesitas aprender a cocinar
  5. Has querido volver a los 18
  6. Necesitas volver a ver a tus amigos
  7. Te has enamorado.
  8. Te han entrado por los ojos todos los colores del supermercado a través de la historia.

Puro y maravilloso storytelling.

Las historias son la unión de diferentes estados de ánimo que unidos por un hilo conductor hacen que te quedes quieto parado, y tengas la necesidad de seguir leyendo.

Y para ello es necesario que esa descripción una piezas como un puzle y llegue hasta el objetivo, que tu futuro cliente sienta en su piel lo que cuentas.

Y en tu caso (y en el mío) que el cliente se quede nada más que contigo.

Esto es un mini post, lo grande te llega con el email semanal, y como lo nuestro tiene muy buena pinta, no lo estropees saliendo de aquí sin suscribirte.

Storytelling y ventas. Tú y yo. Planazo.

P.D.: José de Gálvez y su ¿hija?, María Rosa tienen unos currículums de cómo hacer negocios y dinero que hoy temblaría Twitter con muchos cifras en su cuenta del banco. Estrategía, storytelling y ventas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.