¿A quiénes se dirigen tus ventas?

Macetas con corazones.

Amenazas por teléfono.

Peleas y reconciliaciones.

En el email del domingo te hablé sobre como las emociones influyen a la hora de la compra.

También te hablé sobre como un potencial cliente (pareja) se peleó y reconcilió (por teléfono) mientras yo intentaba pasar desapercibida y conseguir mi objetivo.

Una antigua jefa me dijo una vez que no sabía vender por teléfono, que perdía la partida frente al cara a cara porque yo estudiaba cada gesto, cada rasgo y movimiento de cada cliente que entraba por la puerta.

Con los años aprendí a quién dirigirme en el momento de mostrar y explicar el producto que vendía.

Tratar de aprender todo esto y trasladarlo al mundo de las palabras, sin tenerte cara a cara, no es fácil.

Te debo demostrar que sé que lo que te ofrezco te va ayudar a vender tu servicio o producto. Y eso sólo lo puedo hacer a través de que mis palabras sepan cómo vender tu producto, y saber a quién te diriges.

Por eso en la tienda dónde vendía sillones nunca entró nadie a comprar una mascota, aunque una vez se coló un pájaro enorme con una mala uva que ni te cuento.

El pájaro me amenazó detrás de cada sillón, así que fui de silla en silla hasta el teléfono y llamé a la protectora de animales para que viniesen a buscar esta rara especie de pájaro que le gustaban los muebles.

Cuando el «señor protector» llegó a la tienda me miró con cara como si estuviese perjudicada y me dijo con voz entre cansancio y pegarme con la mano abierta, «señorita, esto es una gaviota, pulluelo, pero gaviota».

Es lo que ocurre cuando no sabes a quién te diriges.

¿Te interesa saber más sobre la importancia de saber quién es tu potencial cliente, y cómo a través de los textos de tu negocio online, vender?

Por aquí te dejo el enlace a la suscripción.

P.D. 1.: Gaviota o no, polluelo o no, rompió un jarrón, más por mis gritos, y picoteó una (copia barata) silla Luis XVI.

P.D. 2.: En 1982 el diseñador Elio Bernhayer diseñó los uniformes de las azafatas de Iberia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.